Juventud divino tesoro

La juventud distingue a la plantilla del Valencia y a la del filial


Si por algo destaca el vestuario del Valencia CF este año es por su juventud. Han subido cuatro chicos del filial: Gayà, Carles Gil, Rober y Jaume, los jugadores propiedad de Mériton André Gomes, Rodrigo y Cancelo tienen como requisito su corta edad y, además, los futbolistas adquiridos por la secretaría técnica De Paul, Zuculini o Mustafi también rondan los 20 años.  

Este hecho tiene sus ventajas. A los jóvenes se les supone más hambre por demostrar la clase de futbolistas que son, lo cual, redunda en la ambición del equipo. También, puede ser más fácil para un entrenador convencer e introducir en su filosofía a futbolistas noveles carentes de prejuicios. Las desventajas son obvias y pasan por la inexperiencia. Por eso, el partido del sábado fue importante. El equipo dio una lección de carácter en un estadio tan complicado como el Pizjuán.

En la magnífica entrevista realizada por Adrián Rubio a Curro Torres, el entrenador del filial aseguraba que el liderazgo "no va con la edad, va con la personalidad". Y es que el Mestalla, con diez jugadores subidos del juvenil A, también se distingue esta campaña por su juventud. Esa parece ser la apuesta del Valencia y le damos la bienvenida porque, como se suele decir, 'juventud divino tesoro'. Aún así, no estaría de más que de aquí a que se cierre el plazo de fichajes se contratara a un futbolista con el perfil de Keita. Un jugador que lo ha ganado todo y profesional hasta el extremo que sirva de  ejemplo y guía para los más jóvenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *