50 millones

El presidente del Valencia dijo ayer que el magnate singapurense no iba a invertir mucho más dinero hasta que no firmara el contrato definitivo.


Se ha interpretado que las palabras de Salvo ayer diciendo que no tenía sentido "invertir 50 millones en la actual plantilla del Valencia"  forman parte de una estrategia para no encarecer el producto y tiene sentido que el presidente actúe así si ese es su objetivo. Sin embargo, también es lógico que Peter Lim, a expensas de firmar el contrato definitivo, prefiera no invertir en jugadores a los que difícilmente les pueda sacar una plusvalía en el futuro. Es improbable que Enzo Pérez valga más de 25 ó 30 millones de euros dentro de un año. Y lo mismo se puede aplicar a Negredo o a delanteros similares. Otro caso diferente sería el de Falcao, por poner un ejemplo, un perfil de jugador que está en continua revalorización y que puede ser que, dentro de un año, PSG, Chelsea o alguno de estos equipos rompa el mercado una vez más por hacerse con sus servicios.

Esta interpretación de los hechos no pone en duda ni que Peter Lim vaya a comprar el Valencia ni que esté dispuesto a gastarse 25 millones de euros en Enzo Pérez. Simplemente, nos queda el interrogante de saber si el magnate singapurense va a realizar una inversión de este tipo sin ser el dueño del club. Pongamos por caso que, al final, lo de Porxinos no tiene una solución tan sencilla…  No tardaremos mucho en resolver la duda pues en nueve días se cierra el plazo de fichajes.

Ayer comentábamos que el club debía ser más 'señor' con Joao Pereira. Por eso es de justicia reconocer que Rufete ayer se sensibilizó con el portugués, se reunió con él por la mañana y por la tarde aseguró que pertenecía a la plantilla del club de Mestalla. El manager deportivo, en este sentido, tiene claros cuáles son los valores que debe trasladar el Valencia hacia fuera y hacia dentro. Bravo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *