Banega y quién paga a Otamendi

El mediocentro argentino se marcha al Sevilla


El domingo Banega acudió a Mestalla y cuando estaba en el vestuario cambiándose para salir al campo para recibir el más que probable abucheo del público el club hizo oficial su traspaso al Sevilla por 2,5 millones de euros. Se marcha Éver con el cartel de ser uno de los jugadores más frustrantes que ha pasado por Mestalla en los últimos tiempos. Por condiciones está en disposición de ser uno de los mejores del mundo en su posición, sin embargo, por rendimiento, se ha quedado en un futbolista del montón. Banega llegó muy joven y demostró su talento y su inconsistencia. Fue cedido al Atlético de Madrid donde tampoco despuntó. Después, en el primer año de Emery, cuajó su mejor temporada, la más regular. A partir de ahí ha sido una historia de no querer y no poder.

Y aún así, tal vez, por ese precio o un poco menos, hubiera sido mejor venderlo al Newell's. Como aptitudes no le faltan a Banega es mejor no tenerlo de rival. Por otro lado, sería raro que cambiara de actitud después de seis años en los que se le han dado todas las facilidades del mundo para que actuara como un profesional.

Los 2,5 millones de euros que el Valencia recibirá por Banega se pueden asociar con los 15 millones que el Valencia debe pagar por Otamendi. Sigue generando cierta guasa la pregunta bastante lógica que en su día se planteó sobre de dónde saldría el dinero para el traspaso del central argentino. No en balde fue una operación bastante truculenta por aquello de considerar que Otamendi tenía pasaporte comunitario. Con la duda ya resuelta por el desliz de Rodrigo en su presentación nos llama la atención que no haya tanto cachondeo, en la misma línea, con aquello que se comentaba en invierno para justificar el gasto. Entonces se calculaba que por Jonas se sacarían en verano 10 millones de euros, por Rami 8 y por Banega otros 10. Si la hilaridad la produce el distanciamiento de la realidad, las previsiones de venta dan para muchas más risas que la pregunta sobre la financiación del fichaje de Otamendi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *