Se alejan Europa y las buenas sensaciones

El Valencia se lleva una derrota de Anoeta que le deja a ocho puntos de la séptima plaza a falta de diez jornadas para que acabe la temporada. Pese a no ser peor que la Real el equipo de Pizzi no fue capaz de imponer su juego en ningún momento.


Hablábamos la semana pasada del tremendo espectáculo vivido en Mestalla entre el Valencia y el Athletic. Un partido con alternativas, buen juego e intensidad. Bien, pues en Anoeta pasó lo mismo pero al revés.

La principal novedad en el once de Pizzi fue la vuelta de Pablo Piatti al equipo y la presencia de Jonas en sustitución de Alcácer. Los clásicos minutos de tanteo iniciales entre ambos equipos se fueron prolongando hasta que el árbitro pitó el final del encuentro. Ninguno de los dos equipos llegó a hacerse con el protagonismo del partido. Ni Real Sociedad ni Valencia consiguieron alterar el ritmo tedioso generado por las precauciones defensivas y las imprecisiones en ataque. Como a los dos equipos les costaba hacer transitar el cuero entre el centro del campo y la defensa optaron por atacar presionando arriba a salida del balón del rival.  En esa lucha ganó la Real Sociedad en un tramo largo de la primera parte. Fueron los mejores momentos del conjunto txuri urdin pero apenas repercutía en Diego Alves. En la otra portería tuvieron que pasar 35 minutos para que Claudio Bravo tuviera noticias de los jugadores que vestían de naranja. Un disparo potente pero centrado de Feghouli y un remate de Jonas con peligro tras saque de córner lanzado por Parejo sumado a que el Valencia en la última jugada de la primera parte demostraba que sí sabía combinar el balón en ataque fueron las primeras señales de que el Valencia podía hacer algo más que dejar transcurrir el tiempo. Débiles pero señales, al fin y al cabo.

EL Valencia salió algo mejor en la segunda parte conforme Parejo empezó a participar más. La banda derecha del Valencia empezaba a funcionar  con un Barragán pletórico y un Feghouli constante en el esfuerzo. Pizzi hizo el primer cambio en el minuto 55. Piatti dejó su puesto a Fede. Aportó algo diferente el canterano en sus primeras intervenciones. Se había echado mucho de menos a Piatti estas últimas jornadas pero por lo visto sobre el campo, el jugador argentino deberá coger más ritmo para dar su mejor versión. Cuando se cumplía una hora de juego el partido se decidió en dos jugadas. En la primera un centro de Parejo desde la zona de tres cuartos fue peinado con la cabeza por Jonas y repelido por Claudio Bravo. En la acción siguiente, un centro de José Angel desde la zona de tres cuartos fue peinado con la cabeza por Agirretxe y entró al fondo de las mallas. Dos jugadas muy similares con desenlace muy diferente. Al Valencia se le ponía el partido cuesta arriba. Se cumplió la máxima de los partidos sosos e igualados que dice que quien marca primero se lleva el gato al agua. Pese a que quedaba tiempo por delante la capacidad de reacción del Valencia fue limitada. De hecho, estaba jugando mejor antes del gol que después. Aún pudo ser peor en el minuto 68 cuando la Real tuvo una clara ocasión de gol en las botas de Griezmann. De nuevo Diego Alves estuvo colosal deteniendo el disparo del francés que tuvo tiempo del mundo para prepararse el disparo sin oposición defensiva alguna. Pizzi dio entrada a Vinícius Araujo por Vargas. Cualquiera de los dos delanteros era susceptible de ser cambiado. Vargas había aportado muy poco y Jonas se había limitado a perder balones y hacer faltas absurdas. Por su parte Vínicius apenas tocó el balón un par de veces. El Valencia no carburaba de ninguna de las maneras. Aún así quedaba obligarse a hacer un último esfuerzo para intentar conseguir al menos un punto. El último cambio fue la sustitución de Míchel por Bernat. Esto provocó un cambio táctico quedando la banda izquierda toda para Fede, con Vïctor Ruiz pendiente del lateral y Keita del centro de la defensa. El Valencia achuchó un poco más e incluso la tuvo Jonas a falta de cinco minutos para que se cumpliera el tiempo reglamentario.  Una buena combinación con Feghouli permitió al brasileño entrar en el área con opciones de chutar. La rápida reacción de defensor txuri-urdin impidió que Jonas pudiera cargar el tiro con comodidad. No había tiempo para más. El Valencia conseguía un resultado feo en un parido feo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *