El Valencia aprovecha las circunstancias

El equipo de Pizzi encarrila la eliminatoria con un partido sólido que supo madurar hasta la salida de Vargas. El chileno aportó más mordiente al ataque y efectividad de cara a portería. Fegholui hizo el cero a dos en el tiempo añadido.


Era, sin duda, un partido propicio para que el Valencia consiguiera un resultado favorable para encarar el partido de vuelta con más de la mitad del trabajo hecho para pasar a cuartos de final. Las bajas de las principales estrellas del Dinamo y el hecho de jugarse en campo neutral eran circunstancias que el Valencia no podía desaprovechar. Y así fue. En un estadio con los asientos de tribuna parcialmente ocupados y el resto vacíos, el Valencia, enfundado en la camiseta de la Senyera, logró una importante victoria que deja muy franco el pase a la siguiente ronda de la Europa League.  

Como estaba previsto Juan Antonio Pizzi dio minutos en el once titular a jugadores menos habituales como Jonas, Joao, Keita o Míchel. En la portería repitió Diego Alves. Pero lo más novedoso en la alineación fue la disposición táctica del centro del campo. Pizzi renunció a jugar con futbolistas ofensivos de banda. El mediocentro quedó formado por Keita y Javi Fuego y ligeramente escorados por la banda actuaron Míchel por la derecha y Parejo por la izquierda. El Dinamo de Kiev no renunció a llevar el peso del partido y, en los primeros minutos, acumuló mayor porcentaje de posesión. Aún así, el Valencia no concedió opciones cerca de la portería defendida por Alves. La primera ocasión que generó el equipo ucraniano fue a saque de esquina con un balón que se paseó por el área pequeña. Por su parte, al Valencia le costó un cuarto de hora elaborar su primera jugada de ataque. Este fue el punto de inflexión, a partir de ese momento, el equipo de Pizzi empezó a dejar ver su propuesta para llevarse el partido: continuas subidas de los laterales y control de juego a través de Parejo, Keita y Míchel. A la media hora, un disparo de Míchel desde fuera del área estuvo cerca de ser gol. El Valencia estaba siendo superior. Presionaba la salida de balón ucraniana y recuperaba el balón con rapidez pero faltaba algo de clarividencia en los últimos metros.

La segunda parte empezó con una ocasión del Dinamo. El interior izquierdo Lens no pudo concretar un envío al segundo palo y su remate se marchó por encima de la portería. En el minuto 51 se lesionó el portero ucraniano Shovkovskiy y tuvo que ser sustituido por Rybka. El Valencia poco a poco le fue recuperando el pulso al partido. Pizzi también hizo un cambio pero él, a diferencia de Blokhin, de forma voluntaria. Vargas entró por Alcácer de nuevo volvió a cuajar un gran partido. El chileno le dio más mordiente al ataque y las ocasiones no tardaron en llegar. El primer aviso llegó con un remate de cabeza a centro de Jonas con la izquierda que el portero despejó con una gran parada. Feghouli entró por Míchel y el Valencia se lanzó. La iniciativa volvía a ser suya y ahora llegaba al área con peligro. Vargas había revolucionado el partido. En el minuto 73 el Valencia estuvo muy cerca de marcar con dos acciones calcadas. Parejo centró desde el córner izquierdo al primer palo y primero Vargas y luego Keita obligaron a Rybka a realizar dos grandes paradas. La tercera vez que se repitió la jugada, cinco minutos después, llegó el primero del Valencia. Como en las ocasiones anteriores, Parejo sirvió desde la izquierda y Vargas, en el primer palo, con un giro de cuello envió el balón al fondo de la red. El Valencia conseguía imponer en el marcador su superioridad en el campo. El equipo de Pizzi había dejado al Dinamo noqueado y tenía la posibilidad de aumentar la cuenta dado que Vargas estaba en estado de gracia. El chileno, de nuevo de cabeza, llegó como un avión para rematar el centro de Bernat desde la izquierda. Su testarazo acabó en el poste izquierdo de la portería ucraniana. Pizzi decidió hacer una última sustitución y entró Barragán por Jonas. El Valencia parecía satisfecho con su botín. Aún así quedaba el segundo por llegar. Una jugada de Barragán y Joao por la derecha acabó con un centro del portugués al área que remató Feghouli. Su disparo, tras golpear en un defensor, acabó en gol.  Fue el 0-2 definitivo, el que permite al Valencia encarar la vuelta con una clara ventaja. El resultado que permite al entrenador seguir repartiendo minutos en Mestalla y que permite al equipo seguir creciendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *