El Valencia no arranca

El equipo de Pizzi no obtuvo un buen resultado frente al Espanyol y tampoco transmitió buenas sensaciones. No logró imponer su propuesta futbolística en ningún momento y el empuje final no sirvió para más que obtener un empate.


Como preveían las quinielas Pizzi repitió el once inicial del partido en la Rosaleda. Por tanto, de nuevo sorpresa por la ausencia de Bernat. El partido, como el que dice, empezó con empate a uno. En el minutos 2, John Córdoba aprovechó un pasillo en el centro de la defensa para llegar al área y, desde el borde, lanzar un latigazo al poste izquierdo de la portería defendida por Alves. Cero a uno. No tardó el Valencia en reaccionar pues, a continuación, Paco Alcácer devolvió la igualada al marcador. Banega puso un pase al corazón del área para Jonas, el jugador brasileño no llegó a controlar pero apareció Alcácer para fusilar a Casilla. El delantero de Torrent, en el pase de Banega partía de posición ajustada. La duda reside en si Jonas la llegó a tocar. En cualquier caso el gol subió al marcador. Así, el partido empezaba de nuevo con cinco minutos transcurridos. En estos "segundos compases iníciales" el Espanyol demostró que no había venido a Mestalla a especular. El conjunto perico asumía más posesión y el Valencia no estaba cómodo en el campo. Es evidente que los equipos de Aguirre están muy trabajados. El Valencia, por su parte, mantenía una disposición táctica un poco extraña. Por la izquierda del ataque se desenvolvía Piatti, en punta estaban Alcácer y Jonas y, el carril derecho, quedaba al completo para Joao Pereira. Los blanquinegros crecían en su juego cuando el balón pasaba por las botas de Banega o Parejo pero no lograba hacerse con el control del partido. Aún así, a la media hora de juego se puso por delante en el marcador. Jonas remató a las redes con un espléndido cabezazo un córner lanzado por Piatti. El encuentro se ponía de cara y desde la grada de animación se hacía referencia a Bankia de manera poco amigable. Al poco, el Espanyol estuvo cerca de volver a igualar el choque pero Guardado sacó el balón de debajo de los palos tras otro remate a saque de esquina. El duelo no cambiaba de dinámica. Pizzi dijo antes del partido que los equipos de la Liga "excepto dos o tres" estaban bastante igualados y en el campo quedaba reflejado. Eso sí, el Valencia, con poco, llegaba con cierto peligro a la portería defendida por Casilla. Alcácer no controló un balón dentro del área por escasos centímetros en posición franca. Pero como el partido estaba abierto e igualado, el Espanyol empató antes del descanso. Penalti claro y absurdo de Mathieu que llegó tarde a un balón sin peligro y derribó a John  Córdoba. Sergio García ejecutó el penalti con maestría.

La segunda parte empezó con algo de nerviosismo en la zaga blanquinegra y una ocasión de Paco Alcácer que se llenó de balón y lo mandó desviado por encima del larguero. El Espanyol, por su parte, también llegaba amenazante al área de Alves. En una de estas acciones Sergio García, afortunadamente, se entretuvo demasiado antes de finalizar. Al cuarto de hora entre el linier y el árbitro escamotearon un penalti claro por manos del defensor perico tras centro de Joao. Pizzi movió el banquillo y dio entrada a Míchel por Banega que empezaba a recibir pitos cada vez que intervenía. El Valencia jugaba más tiempo en campo del Espanyol pero el cuadro periquito salía a la contra de manera inquietante. Otra vez John Córdoba ganaba la espalda de la defesa y se plantaba sólo ante Alves. La afición apoyaba al equipo y los jugadores apretaban en ataque. El 'a por ellos' se hacía extensivo a toda la grada pero el tiempo se consumía sin que pasara nada. En el minuto 72 Canales entró por Parejo. El equipo de Pizzi encerraba al Espanyol más por empuje que por juego. Míchel, desde larga distancia obligaba a Casilla a realizar un paradón. En la jugada posterior Alcácer ponía un balón envenenado que no encontró rematador. Aguirre hizo una sustitución netamente defensiva retirando del  campo a Córdoba y dando entrada a Álex. Por su parte, el Valencia realizó el último cambio al dejar Alcácer su puesto a Pabón. El partido entraba en fase crítica y conforme pasaban los minutos se le ponía cara de empate. El Valencia se mostraba incapaz de generar ocasiones claras. Así terminó el partido, con un empate que no sólo no refuerza el trabajo de Pizzi sino que genera dudas.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *