Así somos

El Valencia asalta el Camp Nou, consigue virtualmente la salvación y pone patas arriba la Liga.


En una temporada de continuas decepciones, tras haber recibido, entre otros varapalos, un 7-0 en el Camp Nou en la competición de la Copa del Rey, las expectativas de que el equipo dirigido por Pako Ayestarán se llevara algo positivo de su visita al coliseo del FC Barcelona en Liga estaban por los suelos. Pero el Valencia es así, en los peores momentos siempre puede apelar al orgullo de un club que ha saboreado las mieles de la gloria en muchas ocasiones. La temporada es un fracaso inapelable pero el Valencia, al menos, ha sido capaz de darle una alegría a su maltratada afición. Los jugadores blanquinegros se llevaron los tres puntos del Camp Nou con merecimiento, jugando con sus armas y con un punto de suerte imprescindible en un escenario así.

Pako Ayestarán innovó al dejar en el once titular dejando en el banquillo a Negredo y Alcácer. La posición de delantero centro la ocupó Santi Mina. Además, André Gomes jugó escorado a la izquierda y entró Enzo Pérez en la medular.

El Valencia salió con la línea de presión bastante adelantada, sin complejos pero con la consiga de no correr ningún riesgo con el balón. Al Barça le costó un poco entrar en el partido pero a los cuatro minutos generó la primera ocasión de peligro. Dos minutos después Diego Alves salvó un disparo a bocajarro de Messi. En cualquier guión de partido, por optimista que fuera, estaba contemplada la posibilidad de que el Barcelona llegara y tuviera opciones claras de marcar. Eran evitables, en cualquier caso, despistes de la zaga como el del minuto 12 que le permitió a Neymar encarar sólo al portero del Valencia. Diego Alves, con un manotazo desvió la vaselina del futbolista azulgrana.

Cuando parecía que el Valencia se empezaba a descomponer llegó el primer aviso sobre la portería del Barça con un disparo raso de Rodrigo Moreno que se fue por muy poco. La jugada venía precedida de un robo de balón cerca del área de Ter Stegen. Se empezaba a vislumbrar el plan. Diego Alves seguía su recital para mantener con vida a su equipo pero el Valendcia cada vez estaba mejor posicionado sobre el campo y más cómodo con el balón.

En el minuto 25 el equipo blanquinegro trazó un gran contragolpe que acabó con un pase interior de André Gomes al área para la incorporación de Siquiera. El lateral brasileño, casi desde la línea de fondo, puso el centro, golpeó en el defensor y acabó dentro de la portería.  

El gol desconcertó al Barcelona y el Valencia trataba de aprovechar la circunstancia para hacer el segundo.  Se cumplía la primera media hora de juego y el equipo de Ayestarán se estaba gustando en el Camp Nou. Aún así, Alves seguía siendo protagonista, en esta ocasión, salvando otro remate a quemarropa de Messi.

Antes de que el árbitro señalara el descanso el Valencia aguantaba la posesión en campo del Barça para darle tiempo al colegiado a pitar. Los jugadores blanquinegros combinaban con precisión y apareció la jugada. Parejo recibió en el borde del área y filtró un pase majestuoso entre los dos defensores que Mina definió en gol de forma estética y certera. Los valencianistas se iban a los vestuarios con un botín de dos goles.

La mejor noticia en el inicio de la segunda parte fue ver que el Valencia continuaba presionando arriba. Aunque la tendencia natural quizá hubiera sido dar un paso atrás, el equipo mantenía la ambición. La peor es que el Barcelona seguía teniendo oportunidades claras de gol.

Los minutos iban pasando lentamente pero el Valencia mantenía la concentración. Los futbolistas blanquinegros eran solidarios en las ayudas y defendían con intensidad. Pako Ayestarán hizo el primer cambio en el minuto 59 dando entrada a Alcácer por Santi Mina.

El Barcelona encerraba al Valencia en su campo y en el minuto 63 Messi redujo distancias en el marcador. El equipo blanquinegro reaccionó bien ante el gol, adelantó las líneas  y trató de nuevo llegar a la portería de Ter Stegen. El Valencia, además, conseguía desesperar al Barça cuando el balón no estaba en juego.

En el minuto 73 Enzo Pérez dejó su lugar en el campo a Cancelo. El equipo visitante se reestructuró con André Gomes centrando su posición y Rodrigo Moreno cambiando de banda para dejarle el carril diestro a Cancelo. Justo después, Diego Alves se volvió a lucir con una estirada imposible ante un disparo de Rakitic. El Barcelona volvía a la carga y el Valencia empezaba a acusar el esfuerzo físico.

Los futbolistas blanquinegros amenazaban al contragolpe y el equipo local se volcaba en ataque. El partido se había convertido en un correcalles. La tuvo Alcácer que falló de forma inexplicable en el minuto 86 tras un centro de Rodrigo Moreno. La última sustitución de Ayestarán fue la entrada de Gayà por Rodrigo Moreno.  En el 87 Piqué falló otra ocasión clamorosa delante de Alves. Los minutos se consumían y el Valencia supo sufrir. Los tres puntos viajaban de vuelta a la capital del Túría, y la alegría se desbordaba en cada esquina de la ciudad.   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *