Punto y final a la infamia del Camp Nou

El Valencia solventa con un empate el trámite del partido de vuelta de las semifinales de Copa en un duelo con muy poca historia.


Foto: Dulce Sotos -

Foto: Dulce Sotos –

Mestalla vivió un partido indigno para una semifinal de la Copa del Rey debido a la escandalosa ventaja que acumulaba el FC Barcelona desde el partido de ida. Estaba previsto un choque insulso y descafeinado y se cumplieron los pronósticos. Lo más noticioso fue la buena actuación de los jugadores del filial Diallo y Fran Villalba y el debut de Iban Salvador.

Gary Neville dispuso sobre el terreno de juego un equipo formado por Jaume, Vezo, Santos, Diallo, Gayà, Zahibo, Danilo, Fran Villalba, Santi Min, Piatti y Negredo.  Por su parte, Luis Enrique presentó un once con tres canteranos y futbolistas, excepto Rakitic, que apenas cuentan con minutos.

Ambiente gélido en la grada y con muy poco ritmo en el terreno de juego. Rakitic tuvo una ocasión en el minuto 8 y el Barça era el claro dominador del juego. En cualquier caso, parecía haber un pacto de no agresión entre ambos equipos.  

Hasta el minuto 19 el partido no dejó ninguna noticia más. Entonces, Munir se puso el traje de Messi para irse de tres defensas del Valencia pero se lo quitó para disparar a portería. El primer acercamiento del Valencia llegó en el minuto 21 con una acción de Piatti que recibió un gran pase de Negredo en el costado izquierdo del área pero su centro no encontró rematador.

Los minutos transcurrían y el juego se desarrollaba de forma cansina. Fran Villalba, uno de los pocos alicientes que tenía el duelo, lo intentó desde fuera del área ligeramente desviado en el minuto 27 tras un buen recorte. Y poco, o nada más.

 La intensidad seguía siendo nula. En el minuto 38 la salsa del fútbol hizo acto de presencia para animar el ambiente. Piatti puso un gran pase al hueco y por ahí apareció Negredo. El delantero madrileño, con bastante torpeza consiguió evitar la salida de Ter Stegen y enviar el balón al fondo de las redes. La fortuna sonreía a ‘El Tiburón’ en el partido más intrascendente. El Valencia había roto el pacto de no agresión. Antes de que el árbitro señalara el descanso Santos pudo hacer el segundo con un cabezazo tras saque de esquina.

Mestalla se preparó para vivir una segunda parte llena de emociones pero al revés.  En el minuto 52 el partido dio señales de vida con un buen pase interior de Villalba y una acción de Negredo con ‘pase de la muerte’ al que no llegó Piatti. La pelea de Santi Mina y el talento de Fran Villalba era lo más destacado por parte valencianista.

Los niños de la Academia contribuían a que el ambiente fuera menos desolador cantando y dándole ánimos a su equipo. En el minuto 59 Bakkali salió al terreno de juego por Negredo y en el 70 lo hizo André Gomes por Santi Mina. El Valencia tenía más voluntad que el Barça y tenía más presencia que su rival en el área contraria. Danilo, con un gran lanzamiento de falta estuvo cerca de hacer el segundo gol pero Ter Stegen reaccionó bien

En los últimos minutos de partido el Barça adelantó e intensificó la presión. El récord de 28 partidos seguidos sin perder estaba en juego. En el 80 Fran Villalba dejó su lugar en el terreno de juego a Iban Salvador. El ecuatoguineano debutó con el primer equipo y vio recompensado su gran momento de forma en el filial.

El Valencia no pudo celebrar ni siquiera la victoria porque Kaptoun marcó en el minuto 84 el gol del empate.  El tanto culé permitió comprobar que el 80% de la gente que no era de la Academia en Mestalla era del Barça. El encuentro, que no tuvo ninguna historia, acabó en tablas y con pitos del respetable. La buena noticia es que el Valencia cierra una eliminatoria para olvidar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *