Aún queda mucho camino por delante

El Valencia pierde de forma abultada contra el Bayern en el partido disputado en Pekín. La peor noticia fue la lesión de Gayà aunque se desconoce el alcance de la misma.


Aquello que dijo Valdano de "derrota útil" tras caer eliminado en la Copa del Rey contra un equipo de Segunda División adquiere todo su sentido en pretemporada y más, si el rival que está en frente es el Bayern Munich. El Valencia perdió por 4-1 y la principal conclusión que se puede extraer es que aún queda mucho camino por recorrer para estar a la altura de los mejores del mundo. Es algo que ya se sabía de antemano pero el partido contra el equipo alemán ayuda a visualizarlo con más nitidez. El equipo de Nuno compitió en la primera parte pero el Bayern fue mejor y se llevó la victoria con justicia. Quizá el resultado fue demasiado abultado pero conviene aceptar la derrota en su totalidad para seguir creciendo. Pese al resultado se pueden extraer lecturas positivas del encuentro. La mala noticia del choque, sin duda, fue la lesión de Gayà que se tuvo que retirar en la primera parte.

La primera buena noticia del partido fue ver que el estadio Nacional de Pekín presentaba una gran entrada. El Valencia era el equipo visitante porque la afición del país asiático se decantó claramente por el Bayern. Camisetas, pancartas y banderas evidenciaban que al Valencia, en este sentido, está a muchísima distancia de la superpotencia bávara. La segunda buena noticia fue comprobar que la nueva equipación del equipo blanquinegro luce bastante mejor cuando se utiliza para lo que fue creada, es decir, jugar al fútbol.

Nuno presentó un once con la principal novedad de Santi Mina como referencia ofensiva y de De Paul al lado de Parejo para construir el contragolpe. El técnico portugués siguió apostando por el dibujo con tres centrales y dos carrileros.

El partido empezó por los cauces previstos, es decir, con el Bayern acumulando posesión y el Valencia replegado intentando no conceder ningún espacio. En este punto conviene destacar la labor de Orban, Vezo y Enzo, atentos e interceptando cualquier acción de peligro. El equipo blanquiengro tenía controlada la situación porque el Bayern era incapaz de generar ocasiones. Además, el Valencia amenazaba al contragolpe.

La peor noticia posible llegó en el minuto 11 cuando Gayà se tuvo que retirar lesionado. El Valencia, con 10, se vio superado por el Bayern Munich que aprovechó la ausencia del lateral izquierdo valencianista para atacar por esa banda. El balón acabó con un centro raso a las botas de Muller que marcó con bastante comodidad y puso el 1-0 en el marcador. Tras el gol, entró Piatti al terreno de juego en sustitución de Gayà

El Valencia se había desubicado y había perdido el hilo del partido. Tras una fase de desconcierto, el equipo dirigido por Nuno volvió a recomponerse y, en el minuto 28, consiguió empatar tras un excelente centro de De Paul que fue rematado con precisión a las redes por Rodrigo Moreno.

El partido se igualaba y recuperaba las constantes vitales del principio. La posesión y el dominio territorial eran para el equipo bávaro pero el Valencia se defendía bien y trataba de sorprender con velocidad cuando recuperaba el balón. En el minuto 36 estuvo muy cerca de conseguir el segundo gol para su equipo Santi Mina que finalizó un gran contragolpe con un disparo seco y cruzado que pudo detener el portero alemán a duras penas.

Sin embargo, en el último minuto de la primera parte, Lahm, tras una gran jugada individual, le cedió el balón a Muller para hacer el segundo gol. El Bayern se marcha al vestuario con ventaja en el marcador.

La segunda parte empezó con tres novedades sobre el campo: entraron Negredo, Feghouli y Mustafi por Mina, Barragán y De Paul. El equipo siguió con el misma sistema táctico pero Enzo Pérez adelantó su posición al centro del campo y dejó el centro de la zaga para Mustafi.

Los cambios no supusieron ninguna variación en la dinámica del partido. En el minuto 53 llegó el tercer tanto del Bayern por medio de Thiago. El resultado marcaba una diferencia más abultada de lo que se estaba viendo sobre el campo. No había tenido suerte el Valencia encajando un gol justo antes de que acabara la primera parte y justo después de que empezara la segunda. En cualquier caso, el equipo de Nuno se veía ahora en la obligación de buscar con más ímpetu la portería rival. Hubo una tímida reacción por parte del equipo blanquinegro pero, en general, el Bayern seguía dominando el juego.

En el minuto 65 entraron Paco Alcácer, Bakkali y Tropi por Rodrigo Moreno, Parejo y Enzo Pérez. Los cambios reactivaron la ambición valencianista sin embargo, una genialidad de Lewandowski permitió al Bayern sumar su cuarto gol poco después.

El Valencia estaba obligado a adelantar las líneas y acumular hombres en ataque pero eso generaba muchos espacios en la defensa. El Bayern, afortunadamente, perdonó el quinto gol en un par de ocasiones.

Nuno, a fala de diez minutos para que acabara el encuentro realizó la última tanda de cambios y entraron al terreno de juego Jaume. Akapo y Ayala por Yoel, Vezo y Piatti. El Valencia se recompuso con un 4-4-2 sobre el campo. El partido ya no tenía mucha más historia El Bayern movía el balón con comodidad y el Valencia se frustraba. El árbitro señaló el final del encuentro y los aficionados chinos celebraron la victoria del equipo alemán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *