Los chicos compiten en la élite

El Valencia, con un equipo plagado de canteranos, pierde el Torneo de Salzburgo frente al Werder Bremen en los penaltis


No pudo ser. Los 11 metros determinaron que el Valencia acabara segundo en el Torneo Red Bull Salzburgo. Tras imponerse al Southamptom inglés en el partido de 45 minutos disputado una hora antes, Nuno salió con un equipo totalmente diferente contra el Werder Bremen. La principal atracción a priori, sin duda, era ver el estreno de Bakkali. El once del Valencia estuvo formado por Ferri, Akapo, Ayala, Diallo, Salva Ruiz, Tropi, Zahibo, De Paul, Fede, Bakkali y Santi Mina. Como dato significativo cabe resaltar que el capitán fue De Paul, futbolista argentino de 21 años que sólo lleva una temporada con el Valencia.

El equipo plagado de jóvenes empezó con bastante ambición buscando la portería rival. Santi Mina ya había pisado el área rival con el balón controlado antes de que se cumpliera el minuto 2. Sin embargo, la primera ocasión clara la tuvo el Werder Bremen y sólo la magnífica intervención de Jaume permitió que el resultado siguiera igualado a cero.

El Valencia llevaba el peso del partido pero sin trascendencia en la portería rival. Tropi y Zahibo controlaban bien el centro del campo pero en la zona de tres cuartos no había claridad. Poco a poco, los futbolistas ofensivos empezaron a aparecer y a combinar entre ellos.

El escenario se vio condicionado a partir de minuto 18 por el torrente de lluvia que cayó desde el cielo de Salzburgo. Sin embargo, el terreno de juego apenas se vio afectado. En el minuto 26 el futbolista del Werder Bremen Kroos fue expulsado de manera absurda. Primero recibió una tarjeta amarilla por alejar mínimamente el balón cuando el juego estaba parado y a continuación vio la segunda por protestar. El partido se ponía favorable para el Valencia aunque, paradójicamente, el Werder Bremen, por primera vez, empezó a discutirle la posesión al equipo de Nuno.

Los chicos de naranja estaban dejando muy buena imagen aunque faltaba crear ocasiones claras para reflejarlo en el marcador. A falta de siete minutos para que acabara el partido entraron al campo Rober y Sito por Fede y Bakkali. Por momentos pareció que ninguno de los dos equipos quería ganar el partido aunque Jaume volvió a salvar a su equipo a falta de un minuto con otra excelente intervención.

El árbitro señaló el fial del encuentro sin que ninguno de los dos equipos pudiera variar el empate a cero. El campeón del Torneo se resolvería en los penaltis. Jaume no consiguió detener el primer penalti pero De Paul anotó por parte del Valencia. El equipo alemán volvió a marcar en el siguiente lanzamiento y Santi Mina igualó la contienda. De nuevo se adelantó el Werder Bremen pero en esta ocasión el Valencia no pudo empatar porque el disparo de Salva Ruiz fue detenido por el portero alemán.La suerte no acompañó a los chicos que, eso sí, compitieron en la élite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *