SOS lejos de Mestalla

El Valencia vuelve a caer a domicilio y pierde la cuarta plaza en la clasificación. Mala imagen del equipo de Nuno pese a un inicio de partido esperanzador.


No se le puede achacar al Valencia que saliera al campo a especular. El equipo traía la lección aprendida en ese sentido. Fue ambicioso también fuera de casa pero, al primer contratiempo en forma de gol encajado los futbolistas se descompusieron. Además, hay que apuntar en el debe un hecho preocupante como es la fragilidad defensiva. Ni Otamendi ni Mustafi tuvieron su noche.

Nuno salió con el equipo previsto con André Gomes y Parejo algo escorados a la banda y Javi Fuego y Enzo Pérez en el eje del equipo. El Valencia empezó con una actitud dominadora. Pareció, incluso, que Parejo y André Gomes se sentían cómodos en el sistema. Sobre todo el de Coslada empezó el encuentro a gran nivel, participando mucho y organizando el fútbol ofensivo. El Valencia presionaba arriba y controlaba el encuentro por medio de la posesión. La electricidad de Rodrigo y la presencia de Negredo, eran suficientes amenazas ofensivas. Los laterales, además, ejercían de extremos porque Javi Fuego quedaba anclado en defensa. Sin embargo, a partir del minuto 12 el Málaga se estiró un poco. Faltaban ocasiones claras de gol aunque el Valencia empezaba a llegar cada vez con más peligro. El Málaga, prácticamente en la primera opción que tuvo, se adelantó en el marcador En el minuto 28, la conexión de los canteranos del Málaga, los dos 'Samueles', acabó con el balón dentro de la portería del Valencia tras un cabezazo de Samu Castillejo.  Al equipo de Nuno no le quedaba otra que seguir como hasta ese momento, es decir, dominando, pero intentando ser más punzante. Sin embargo el Valencia desapareció. Lo intentó Rodrigo desde lejos pero poco después el Málaga estuvo a punto de hacer el segundo gol tras un fallo de Mustafi que acabó con Javi Guerra sólo ante Diego Alves. El portero brasileño sacó el brazo de forma prodigiosa. El Málaga creció a raíz de marcar el gol y cada llegada sacaba a relucir la sorprendente vulnerabilidad de la defensa valencianista. En el minuto 39 Parejo remató de cabeza al exterior del poste un saque de esquina lanzado por Cancelo. Fue una acción aislada porque el Valencia ya no tenía la iniciativa del juego. Antes de llegar al descanso otro desajuste en la zaga valencianista permitió un disparo peligroso de Juanmi desde la frontal del área. La defensa del Valencia parecía algo desquiciada con Musafi protestándole al árbitro. La primera parte acababa y casi era un alivio porque el equipo de Nuno estaba desprendiendo muy malas sensaciones.

La segunda parte empezó con otro balón a la defensa de la espalda del Valencia generando mucho peligro. El paso por el vestuario no había servido de estímulo para que los futbolistas de naranja cambiaran el escenario. Más al contrario, el Valencia tenía cada vez más dudas y menos incidencia en ataque. Una llegada de André Gomes tras pase interior de Rodrigo en el minuto 53 fue la primera noticia ofensiva de los visitantes en la segunda parte. El Valencia despertó y poco después Gayà se plantó sólo ante Kameni algo forzado y no pudo concretar la definición. Nuno hizo el primer cambio dando entrada a Alcácer por Parejo. El capitán, por cierto, no estaba siendo de los peores. El equipo se recompuso con un 4-3-3 con Javi Fuego de mediocentro defensivo guardándole las espaldas a André y Enzo. Arriba Rodrigo cayó a banda derecha, Alcácer jugó más escorado a la izquierda y Negredo por el centro. El Valencia volvió a recuperar la intensidad en la presión pero ahora el Málaga tenía más confianza que a principio de partido para poder evitar el ímpetu defensivo de los valencianistas. El equipo ché adelantaba líneas pero las mejores ocasiones seguían siendo para el cuadro andaluz como una que tuvo Darder en el minuto 69 que sacó Diego Alves de nuevo con una buena intervención. Nuno realizó otra sustitución y salió De Pual por André Gomes. En la siguiente jugada Cancelo recibió la segunda amarilla de forma rigurosa. El Valencia se quedaba con 10 y las posibilidades de empatar se reducían. Pese a no tener a sus dos creadores sobre el campo, al equipo de Nuno aún le quedaba mucha pólvora arriba y a De Paul para lanzar los ataques. Así llegó una buena contra que acabó en las botas de Rodrigo que fue derribado en el borde del área por Wellington. La falta, en una excelente posición, fue lanzada por Negredo a la grada. Nuno agotó los cambios y Orban sustituyó a Javi Fuego. El equipo se equilibraba con tres centrales, Gayà de carrilero izquierdo y Rodrigo por la derecha. Sólo quedaban diez minutos y el partido, lógicamente, estaba roto. Estuvo a punto de sentenciarlo Amrabat con un disparo desde fuera del área que se estrelló en el poste. El Valencia, al menos, acabó el partido cercando el área del equipo andaluz. El gol estuvo a punto de llegar en el tiempo añadido con un remate de De Paul que desvió Álcacer. El balón se fue por milímetros con Kameni vencido hacia el otro lado. No hubo tiempo para más y el Valencia extendió su mala racha de resultaos a domicilio. El equipo pierde la cuarta posición en Liga en favor del Sevilla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *