Comida para el hambriento

El Mestalla se impone a L’Hospitalet con un abultado resultado aunque sufriendo. Los blanquinegros consiguieron los goles de la tranquilidad en los dos últimos minutos.


Lo dijo Curro Torres al acabar el choque "no ha sido nuestro mejor partido" y es que, así es la Segunda B, que premia más los detalles que el buen juego. Al filial valencianista, desde luego, le estaba costando horrores sacar los resultados adelante pese a mostrar buenos argumentos sobre el campo. Frente a L'Hospitalet, sin embargo, tuvo ese punto de suerte que se negó en otros partidos. Se cuidaron ciertos matices que marcan la diferencia.  

El partido fue un tanto soporífero durante el primer tercio del mismo. Los dos equipos se anulaban y se veía poco fútbol en el Antonio Puchades. Las incidencias llegaban en forma de lesiones, primero Sito por parte del Valencia y después Aleix en L'Hospitalet. Pasados 20 minutos del partido el Mestalla asumió el control del juego llevando la iniciativa pero las ocasiones eran para el equipo visitante. Los blanquinegros reaccionaron con un espectacular remate de Fernando Cano demasiado centrado y, al filo del descanso el filial valencianista se puso por delante en el marcador. Habría que revisar el reglamento para saber si realmente el gol fue de Ayala. El central catalán remató un centro de Dani Ramírez pero Agus desvió claramente la trayectoria. En cualquier caso el árbitro se lo concedió al central valencianista y, lo más importante, subió al marcador.

Así, con el resultado favorable y el factor moral reforzado salió el Valencia en el segundo periodo. El equipo dirigido por Curro Torres consiguió ampliar diferencias en el minuto 52 gracias a un gol de Fernando Cano. Los futbolistas del equipo catalán reclamaron fuera de juego de Àlex López en el remate previo pero había un defensa en la línea de fondo que lo habilitaba. La jugada vino precedida de un slalom de Rober por la banda derecha y un pase de la muerte. El factor Rober, reclutado para este partido por el descanso del primer equipo, resultó determinante. Curro Torres cambió a Dani Ramírez por Tropi lo que supuso que Fernando Cano avanzara su posición a la mediapunta. L'Hospitalet, se volvió a meter en el partido al poco: en el 61, Alex recortaban diferencias con un remate con la parte posterior del brazo. Tocaba sufrir. Los precedentes además, no hacían brillar el optimismo. El filial valencianista ha perdido muchos puntos en los últimos minutos esta temporada. Sin embargo, frente a L'Hospitalet, la suerte del Mestalla cambió. De nuevo, cabe destacar la labor defensiva de Alberto Jiménez que también se animó con un golpe franco. Cada vez que se acercaban los visitantes al área de Jaume se vislumbraba el drama. Curro Torres decidió dar entrada a Iban Salvador por Àlex López y el plan le salió redondo. Iban aprovechó su velocidad para adelantarse al portero visitante tras un gran pase en profundidad de Nando. El colegiado en primera instancia señaló falta al borde del área pero el linier consideró que había sido dentro. En la repetición parece que la infracción se comete sobre a línea por lo que el juez de línea acertó en su apreciación. El propio Iban Salvador tiró la pena máxima para disgusto de Rober y marcó contra su ex equipo. La victoria parecía que ya no se podía escapar y menos cuando Rober hizo el cuarto. El extremo derecho valenciano culminó una jugada personal en la que desbordó  al último defensa y encaró al portero.

Tres puntos de oro para el Mestalla, comida para el hambriento. Ahora, el filial valencianista debe de tratar de convertir el encuentro de hoy en un punto de inflexión.  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *